Jornadas Aulas Innovadoras: un encuentro por la transformación de los espacios.

Jornadas Aulas Innovadoras: un encuentro por la transformación de los espacios.

Isabel Montiel Vaquer

Profesora asociada de Estadística, Matemáticas e Informática y de Didáctica y Organización Escolar en UMH

.

El jueves 16 de noviembre tuvo lugar en el Centro de Congresos de Elche la I Jornada de aulas innovadoras para la gestión docente, organizada por el Centro de Formación y Recursos Educativos de Elche. Desde el Máster de Formación del Profesorado de la UMH presentamos la ponencia ¿Necesitamos nuevos espacios de aprendizaje? en la que a modo de diálogo socrático planteamos: ¿Qué soñamos? ¿Qué percibimos en nuestras aulas? ¿Qué funcionalidad desempeñan nuestros espacios? ¿Cómo nos afectan? ¿Qué dice la neuroeducación y la neuroarquitectura? ¿Qué hacemos para mejorar? ¿Cómo nos formamos? ¿Está sensibilizado el arquitecto? ¿Está sensibilizada la Administración? ¿Podemos hacerlo? ¿Qué nos lo impide? lanzando finalmente una propuesta de cambio guiado y paulatino.
A continuación puedes ver nuestra ponencia.

La transformación de los espacios como elemento que ayuda en el cambio hacia metodologías más activas y acordes a la sociedad en la que vivimos es un tema de actualidad en educación y van surgiendo ejemplos en todo el mundo occidental que constatan que llevarlo a cabo no es un sueño. No obstante, a día de hoy, todavía existe una brecha importante entre el aula y la realidad en la que luego se desenvuelven los estudiantes. Esa brecha se estrecha con la transformación metodológica que se aparta de la clase magistral e introduce otras formas de aprendizaje más dinámico y colaborativo. Estas dinámicas demandan espacios más flexibles y funcionales, dentro y fuera del aula ordinaria, por supuesto, esto tiene consecuencias, también, en la organización curricular, revistiendo todo el hecho de complejidad.
Es evidente que no sólo cambiando los espacios se produce la transformación deseada, pero los avances en neurociencia, tanto desde la neuroeducación como desde la neuroarquitectura, demuestran que el entorno que nos rodea, el tipo y la propia distribución del mobiliario, los colores de las paredes, etc. producen efectos en nuestro comportamiento y rendimiento, en el alumnado y en el profesorado. Generando espacios más amables y funcionales, con buenas condiciones de conectividad y profesorado formado en metodologías activas y de cooperación nos aproximamos a lo que demanda de la sociedad del siglo XXI.
Los espacios y las metodologías se retroalimentan y apoyan mutuamente. La formación es importante, pero también es preciso diseñar espacios de manera que el currículo oculto del proyecto técnico facilite el proyecto educativo y una economía responsable. Amparados en los costes, la rigidez normativa, la burocracia, la zona de confort, el individualismo, etc. no avanzamos con suficiente velocidad, no obstante las ventajas observadas en aquellos centros, internacionales o nacionales, que han sido pioneros en estas experiencias, allanan el camino.
Durante la jornada del jueves, se pudo constatar la evolución que se está produciendo en nuestro contexto más próximo. Se presentaron evidencias en centros de la provincia de Alicante, públicos y concertados, en infantil (La Foia de Petrer), primaria (Princesa de Asturias de Elche), ESO, Bachillerato y Formación Profesional (IES Cotes Baixes de Alcoy), Colegio Agustinos de Alicante, así como experiencias por parte de asesores de Valencia que muestran el interés de la Comisión Europea en estos estudios a través del Future Classroom Lab. Asimismo, explicamos que la Universidad Miguel Hernández ha abierto una línea de investigación dentro del Máster de Formación del Profesorado en colaboración con el Programa de Doctorado de Sostenibilidad y Medio Ambiente. Se abren nuevas posibilidades de colaboración con la administración local y autonómica. Proponemos un cambio guiado y paulatino que suponga la implicación y sensibilización de todos los agentes, a través de la mejora progresiva y secuencial de los espacios educativos, apoyándonos en el análisis actual, y midiendo la eficacia de los cambios para seguir avanzando hacia espacios de aprendizaje excelentes y construcciones escolares óptimas.